Saltar al contenido
Recetas con hojaldre

Las mejores RECETAS CON HOJALDRE para chuparse los dedos

recetasconhojaldre.com quiere dar a conocer las mejores recetas con hojaldre originales y fáciles de hacer. Descubrirás como son de divertidas y aprenderás a combinar diferentes ingredientes y mil maneras de cocinar. Disfruta de sus tipos de recetas dulces, saladas, aperitivos, frutas y verduras!

Descubre las últimas recetas

Averigua las novedades y hazte una idea de lo que puedes preparar.

¿Que hacer con la masa de hojaldre?

A continuación tienes una clasificación de diferentes tipos de receta que puedes elaborar.

Dulces con hojaldre

Descubre una gran cantidad de recetas dulces ideales para los postres o para los desayunos de pastas donde los niños y mayores disfrutarán con su degustación. La crema pastelera coge mucha importancia en los postres de este prototipo de receta y de igual forma el chocolate. Las palmeritas de azúcar o rellenas de nutella son las que tienen un grado mayor de popularidad.

Hojaldre salado

Las preparaciones también pueden ser saladas, aquí encontrarás ideas para hacer combinaciones variadas de carne o de pescado, en diferentes formas, relleno de queso de cabra o jamón. El pescado puede ser variado, como por ejemplo son típicos los rellenos de salmón o las empanadas de atún. Con carne el solomillo de pollo o de ternera suele ser unos rellenos habituales en empanadas que si lo acompañamos con una salsa especial, se nos hará la boca agua. También la carne de cerdo suele usarse en cantidad. La cebolla es un elemento salado para los sofritos en el relleno de una empanada o cualquier otra forma.

Aperitivos con hojaldre

También es muy común en los aperitivos, utilizando pocos elementos y siendo muy económicos. Los componentes que se utilizan para los tentempiés pueden ser muy diferentes entre si. Hay piscolabis con chocolate, otros llevan pescado, o con queso de untar también es muy corriente. También podemos mezclarlos con jamón o incluso tomate, ya sea, como salsa o en su forma sólida y lo usual es utilizar el queso, ya sea para untar o para combinarlo con  queso de cabra en láminas o rodajas.

Hojaldre de frutas

Para el postre son perfectas para mezclarlas con frutas, su composición más común es la tarta. Las frutas se pueden usar para ponerlas por encima de la pasta hojaldrada o usarlas en el relleno. La receta que es común es la que contiene manzana con alguna forma elaborada o simplemente usándolo en una tarta.

Hojaldre de verduras

Si quieres recetas ligeras, saludables y veganas, lo mejor son las verduras. Hay diferentes vegetales, los que tienen un mayor número de elaboraciones son las espinacas, los puerros y las setas. También se combinan con otros elementos que no son legumbres como el queso. Un ejemplo seria la pizza vegana, que además de queso lleva otros ingredientes que no tienen por que ser  hortalizas. Todas estas variedades las tendrás aquí. Te resolverán muchos quebraderos de cabeza y son soluciones rápidas y fácil de hacer.

El elemento que se usa en la gran mayoría de técnicas es el huevo. El huevo batido se suele usar para pintar y barnizar los descubiertos y de esta manera al salir del horneado conseguimos que se dore y quede más brillante. También en algunas ocasiones necesitamos el huevo para otras cosas, pero este es el uso común.

Palmeras de hojaldre

Las palmeras o palmeritas son la receta por excelencia del hojaldre. Todo el mundo en algún momento a probado esta deliciosa receta. Su gracia es que se pueden hacer de mil maneras. De chocolate, de azúcar, o incluso saladas. Échale un vistazo a las distintas maneras de realizarlas.

Tarta de hojaldre

Las tartas suelen ser un postre de hojaldre muy típico. Se suelen hacer con frutas pero también tenemos variedades con verduras o dulces con chocolate. Aquí puedes encontrar un listado de recetas de tartas.

Trenza de hojaldre

Una receta muy común suele ser la trenza de hojaldre. Lo que cambia es el relleno del hojaldre. Se pueden hacer de chocolate, de carne o incluso de verduras. Descubre diferentes tipos de trenzas de hojaldre.

Para momentos especiales

Encontrarás muchas soluciones para los días que tengas visitas. Te servirán en las fechas de navidad donde se acumulan las reuniones familiares y nunca sabes como sorprender y darle un toque agradable a la comida.  Son perfectas para Halloween o para fiestas de cumpleaños. Es una buena forma para que hasta los niños puedan ayudarte y pasen un momento divertido porque son rápidas y fáciles de hacer.

Con todas estas ideas te podrás convertir en el Arguiñano de tu hogar. Siempre vas a quedar bien y lo mejor es que te gastarás poco dinero y además no te va a costar mucho esfuerzo porque en pocos pasos tendrás deliciosas combinaciones. Cuando no tienes ideas, la pasta de hoja es un recurso fácil y excelente.

¿Cómo hacer masa de hojaldre?

Lo bueno es que se puede utilizar para muchos platos de comida. También es muy usado para eventos varios. Eso sí, la base es mucho mejor y más saludable si es casera. Su preparación puede llegar a ser tedioso porque requiere mucha paciencia.

Hacer la base es un proceso muy laborioso que puede dar mucha pereza pero tiene muchas cosas positivas. Durante la preparación deja un olor que “huele que alimenta“. Su sabor es exquisito y nada que ver con las marcas que puedes comprar en cualquier supermercado.

Recetas con hojaldre
Masa de hojaldre en su preparación.

Su gusto dependerá de los condimentos que se le añadan pero lo que si está claro es que la gente quiere comida sana. Esta base no lleva ninguna levadura química para que pueda subir cuando se inserta en el horno. El proceso de elevación se consigue con la grasa que desprende la mantequilla. Es curioso verdad?

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 250 gramos de agua templada
  • 60 gramos de mantequilla fundida
  • 350 gramos de mantequilla en bloque
  • 5 gramos de sal
  • 1 cucharada de azúcar (si nuestra intención es para una receta dulce)

Elaboración del hojaldre paso a paso

  1. Una vez que tenemos preparados los ingredientes con sus medidas correspondientes, procedemos a su elaboración. Lo primero es poner la harina en un bol y dejaremos un espacio en el centro para echar el resto de ingredientes.
  2. Se mezclarán los ingredientes para que se quede una mezcla uniforme. Después se formará una bola y le haremos un corte en en forma de cruz (+). La cubrimos con papel film y la dejamos en la nevera entre 30 minutos y 1 hora.
  3. De mientras que reposa en el frigorífico ponemos un papel encima de la mesa con el bloque de mantequilla en la superficie del papel. Después cubrimos con otro papel por encima de la mantequilla y le empezamos a pegar palos con el rodillo pero suavemente (con cariño!).
  4. Harinamos un poco la mesa y con un rodillo la estiramos en forma de cruz! (+). A continuación se pone la mantequilla encima de la base estirada.
  5. Envolvemos la mantequilla con la mezcla. Recuerda que el hojaldre esta en forma de cruz (+). Hay que unir primero las puntas derecha y izquierda y después las de arriba y abajo. Así la mantequilla queda dentro de una caja de base hojaldrada.
  6. Ayudándonos del rodillo estiramos la base de hojaldre siguiente la misma dirección y con un ritmo rapidito. Cuando esté estirada totalmente le damos una vueltecita de 90 grados (como si se movieran las agujas del reloj un cuarto de hora). Quitamos lo que sobre de harina y volvemos a estirarla de nuevo y le damos otra vuelta. Que divertido! Aun tenemos energía? Seguimos.
  7. Lo cubrimos con papel film y lo metemos en la nevera durante 30 minutos. Después volvemos a repetir el punto 6  unas 3 o 4 veces pero ahora entre vuelta y vuelta lo meteremos en la nevera pero solo 20 minutos. No pasa nada si se sale la mantequilla cuando la estiráis. Se coge la pasta y se mete en la nevera 30 minutos. La mantequilla se enfriará y ya se puede volver a utilizar.
  8. Este arquetipo de masas es mejor hacerlas en invierno porque en verano hace mucho calor! A parte de que sudas mientras la haces, esta mezcla necesita el frío para que la mantequilla no se derrita. Ojo! No nos pasemos con la calefacción!
  9. Cuando se vaya a usar se tiene que estirar con el rodillo que quede en una forma uniforme.

Pues ya hemos acabado. Has visto? No es complicado, solo hay que tener paciencia. Ahora ya puedes hacer tus platos favoritos con estos primeros pasos para hacer la base de tus delicatesen.

¿Que marca de hojaldre comprar?

Muchas marcas ya te lo venden preparado. En algunos casos la puedes encontrar fresca y en otras ocasiones congelada. Comprarla ya hecha nos facilitan la vida porque nos evitamos tener que hacerla nosotros ya que se requiere tiempo y es tedioso de elaborar. Por contra el sabor no será el mismo pero si no somos profesionales del sector tampoco es tan importante. Muchos de los nombres que a continuación mencionaremos, venden un producto parecido pero tienen variaciones en el precio y en el sabor.

Clasificación de las marcas

En el siguiente listado encontramos un seguido de nombres que la venden ya prefabricada para tus recetas.

Buitoni (La cocinera)

Esta marca que se anuncia mucho últimamente también tiene el nombre de La cocinera, ambas de la Nestlé. Su base es presentada en forma rectangular y redondeada, suele ser de 230 gramos y el precio es de 2 a 3 euros aproximadamente. Es de calidad, suave y crujiente. Su precio puede ser un poco elevado en comparación a otras marcas pero por su calidad es asequible. Al presentarse en varios formatos hace que sea muy versátil y nos permite aprovecharla al máximo. Tiene ingredientes que contienen gluten.

Belbake

La marca Belbake la encontraremos en los supermercados Lidle porque es su marca blanca. Únicamente la encontraremos en formato redondo, la tendremos de 230 gramos y con un precio que supera por poco al euro. Su calidad precio es muy buena y se asemeja mucho a la marca Buitoni con la ventaja que es económicamente barata. El inconveniente que tiene es que solo la encontraremos redonda y eso hace que tengamos que desperdiciar mucha superficie cuando la manipulemos para transformarla en rectangular. Es crujiente y suave con un sabor atractivo. Es perfecta para hacer recetas de bajo coste (low-cost). No es para gente celíaca.

Hacendado

Es la marca blanca de Mercadona. Viene congelada y suele presentarse en forma rectangular de 250 gramos. Es una composición bastante buena en cuanto a precio porque supera por poco el euro. Al venir congelada se recomienda que cuando se vaya usar se saque unos 30 minutos antes para que se descongele. No hay que descuidarse en superar ese tiempo porque se puede amasar entera y que los pliegues sea imposible deshacerlos. Su precio es bajo y si se cumplen los tiempos de descongelación nos servirá para cualquier receta. Esta marca no es apto para celíacos.

Casa Tarradellas

La marca Casa Tarradellas se clasifica en 2 modelos. Una de ellas lleva mantequilla que es ideal para recetas dulces y la otra sin mantequilla que se puede usar tanto para dulces como para salados. Es una composición fresca y la tendremos de 260 gramos. El precio es económico ya que es de 1,50 euros aproximadamente. Tanto una como la otra llevan gluten por lo tanto no es para gente celíaca.

Findus

Su versión es congelada y viene con 2 láminas en un envase de 1/2 kilo. Se presentan en forma rectangular y el precio suele rondar los 3 euros. El precio es asequible si consideramos que vienen 2 láminas y por ese motivo podemos considerar que es barato. Lo malo es que vienen en un papel de celofán que no nos sirve para hornear. Además viene las 2 juntas y si las dejamos descongelar demasiado podemos tener el problema que después no podamos separarlas sin que se nos rompa. Su calidad es muy parecida a la marca Hacendado.

Frinca

La pasta hojaldrada Findus es diferente a las demás marcas porque no te vienen en láminas ya estiradas, la tendremos en bloques para que la podamos estirar como a nosotros nos convenga. Es congelada y su envase es de 1/2 kilo. Viene en 2 cuadrados y tampoco lleva papel de hornear. El precio es de 2 euros aproximadamente. Su composición es un poco dura en comparación a las demás.

Rana

Nos viene una lámina y la tenemos de 230 gramos. Nos la presentan en forma redondeada. El precio es de 2 euros. Es bastante elástica y muy fina. Al hornearse es una de las que más crece al calentarse. Es bastante suave y al mismo tiempo crujiente.

Auchan

Auchan es una marca blanca de Alcampo. Es considerada como fresca y tiene un envasado de 230 gramos. Su precio es de 1 euro aproximadamente. Su textura y elasticidad parece muy rígidas al abrirse pero al hacerse tiene un sabor suave y es muy crujiente. Es buena en cuanto calidad-precio.

Schär

La marca Schär es especial porque viene sin gluten. Es congelada y con forma rectangular. La tenemos de 250 gramos. Su precio es caro ya que es de 4,50 euros aproximadamente. Su constitución es cruda, seca y rígida en comparación a las demás. El sabor que se consigue es diferente a cualquier marca pero por ser un producto especial está bastante conseguido.

En general, las masas frescas son de mejor calidad que las congeladas pero cada una tiene sus ventajas. La marca que decidamos comprar dependerá de nuestro bolsillo y de nuestras necesidades y gustos. Con estos datos puedes tener una idea más clara pasa saber que tipo se adapta más a nuestros gustos y necesidades.

¿Que hacer con la masa de hojaldre redonda?

Aunque para muchas recetas la forma rectangular es ideal, con la forma redondeada también se pueden hacer recetas. Por ejemplo las tartas con esta base son ideales para tus postres, en muchas ocasiones tienen una forma circular y algunos pastelitos con esta forma nos va bien porque es más fácil de manipular. No nos olvidemos de la pizza que también se pueden preparar con tipo de masa.

Si tienes una base redonda y necesitas que sea rectangular para preparar la receta de comida que vayas a hacer, la solución es cortarla para que se transforme en forma cuadriculada. Así ya puedes hacer lo que tenías pensado en buenas condiciones y además te sobrarán algunos trozos que los podrás aprovechar para decorar o para usarlos en otras ocasiones donde lo necesitemos.

¿Cómo hacer hojaldre sin gluten?

Hay mucha gente que es celíaca y no puede comer gluten. Es por eso que sería una lástima que toda esta gente no pudiera gozar de muchas de nuestras recetas. Así que, no hay que preocuparse porque aquí aprenderás a realizar una sin gluten y casera.

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 125 gramos de leche
  • 50 gramos de mantequilla en pomada
  • 200 gramos de mantequilla muy fría
  • Medía cucharada de goma xantana
  • 16 gramos de azúcar común
  • 4 gramos de azúcar invertido

Preparación

  1. Mezclamos los ingredientes secos: harina, goma xantina y azúcar.
  2. Por otro lado mezclamos los ingredientes líquidos: Masa madre, azúcar invertido, leche y mantequilla en pomada.
  3. Ahora unimos las dos partes. Mezclamos los ingredientes secos con los líquidos.
  4. Cuando nos quede una mezcla uniforme le hacemos un amasado francés.
  5. Hacemos una bola, lo tapamos con film y dejamos reposar 5 o 6 horas.
  6. Después añadimos un poco de harina en la mesa.
  7. Le hacemos 2 cortes en cruz a la mezcla hojaldrada.
  8. Con un rodillo la planchamos y estiramos.
  9. Colocamos la mantequilla en el centro
  10. Doblamos la mezcla uniendo extremos con extremos opuestos, de manera que nos quede la mantequilla bien guardada por dentro.
  11. Ahora volvemos a estirar la pasta con el rodillo. La mantequilla debe haberse fundido con la mezcla.
  12. Una vez estirada doblamos del lado derecho hasta el centro y del lado izquierdo hasta el centro.
  13. Envolvemos con film y lo guardamos al frío.
  14. Lo dejamos media hora. Repetimos los pasos 11 y 12 unas 4 o 5 veces y con esto acabamos.

Ahora ya podemos hacer recetas sin gluten. Todo el mundo puede disfrutar de esta comida sabrosa con esta magnífica fórmula.

¿Cómo hacer hojaldre casero con thermomix?

Aprende a realizar una base de hoja casera utilizando una thermomix. Con esta forma de fabricar la base podrás realizar recetas con hojaldre mucho más ricas y más deliciosas. Para ello se necesitará una thermomix y los siguientes ingredientes:

Ingredientes

  • 200 gramos de mantequilla semicongelada.
  • 200 gramos de harina normal.
  • 60 mililitros de agua (muy fría)
  • 30 mililitros de vino blanco (muy frío)
  • 1 pizca de sal

Preparación

  1. Antes de comenzar tenemos que tener la mantequilla media hora antes en el congelador partida en cubitos. Directamente del congelador la echamos en la jarra de la thermomix.
  2. Echamos el agua y el vino a la jarra. Tienen que estar muy fríos cuando lo echemos.
  3. Echamos la harina también y media cucharada de sal.
  4. Cerramos la jarra y lo mezclamos todo a velocidad 6.
  5. Cuando acabe paramos la máquina y abrimos la tapa. Hay que comprobar que la mezcla no se te pega a las manos cuando la toques. Si se pegara es que los ingredientes no estaban lo suficientemente frío.
  6. Espolvoreamos la mesa con un poco de harina y la echamos encima.
  7. Ahora hacemos una bola con la base y la vamos a envolver con film trasparente. Lo metemos en la nevera durante media hora.
  8. La sacamos de la nevera, colocamos un poco de harina en la mesa, la ponemos encima y empezamos a estirarla con un rodillo dejándola como medio centímetro de grosor.
  9. Una vez estirada doblamos la parte derecha hacia la mitad y la parte izquierda sobreponiendo la otra parte. La envolvemos con papel de hornear y la llevamos a la nevera 15 minutos mas.
  10. Pasados esos 15 minutos la sacamos de la nevera y repetimos los pasos 8 y 9 unas 4 o 5 veces.
  11. Ya habremos acabado y lo tendremos listo para nuestras recetas.

Este forma de prepararlo es perfecto para nuestras recetas dulces y saladas.

¿Por que sube el hojaldre?

Se forma por finas capas de grasa y después de hornearla se convierte en crujiente, con un aspecto uniforme y con buen volumen. Se utiliza muchísimo para pastelería y además da origen a muchos tipos de pastas.

En la mayoría de los casos, uno de los pasos que hay que hacer es la cocción de la elaboración que hagas que normalmente suele estar se suele hornear entre 180 grados y 220 grados. En ese momento, tras pasar varios minutos se produce el fenómeno de subida.

La mezcla se infla y eso es debido a su deshidratación de agua que lleva y la grasa que se calienta, esto hace que se separen las capas entre si. Estas capas son levantadas por la presión del vapor y se hacen firmes cuando llegan a su tiempo de cocción que suele rondar los 20 minutos.

Las características principales para que suba son las siguientes:

  • La harina que utilice debe ser de buena calidad.
  • El horno debe estar rondando los 220 grados cuando lo introducimos. Si esto no es así puede pasar lo siguiente:
    • Si pasamos los 220 grados, la masa subirá antes de lo previsto y eso puede producir que las capas no suban como deseamos y se caigan.
    • En el caso de poner una temperatura muy inferior, la pasta tardará más en subir y puede ser que se haga el relleno que hemos introducido y que la masa todavía no se haya hecho.

¿Por que se pincha el hojaldre?

En su tiempo de cocción tiende a subir. En muchas recetas queremos evitar eso porque nos interesa que se haga crujiente pero sin coger volumen. En otras ocasiones queremos que una parte no suba y en cambio otra parte si nos interesa que se eleve. Y alguna vez nos interesa que no suba por completo. En los postres es donde suele haber variedad en la que nos interesa que suba en algunas zonas. Otro ejemplo es la empanada que no nos interesa que suba por los bordes, se suele pinchar y sellar por los lados.

Para evitar que suba lo podemos hacer de dos maneras:

  • Por un lado podemos coger un rodillo y pasándolo por encima la estiramos. Esto hace que las capas se rompan y evitamos que se hinchen.
  • Y por otro lado con las púas de un tenedor la pinchamos por las zonas que queremos que no suba. Con esto provocamos el mismo efecto que la anterior.

Si combinamos ambas opciones conseguiremos que la pasta no suba por completo.

Diferencias entre el hojaldre y la masa danesa

La masa danesa tiene muchas similitudes con el hojaldre básicamente porque su preparación se basa en la forma de realizarlo. Pese a ser semejantes tienen algunas diferencias que a continuación explicaremos.

La Levadura

El hojaldre utiliza el vapor para su elevación y no utiliza levadura. En cambio, la versión danesa utiliza la levadura para subir aunque también se ayuda del vapor.

El azúcar y la mantequilla

Una de los factores importantes es que el hojaldre no lleva azúcar, por eso se puede usar para recetas dulces y saladas. Uno de los ejemplos es que se puede utilizar para pasteles de carne como para tartas de frutas. En cambio, la masa danesa se hace con azúcar. Por ese motivo, únicamente nos sirve para elaboraciones dulces. Además su sabor es más mantecoso porque lleva más cantidad de mantequilla que el hojaldre.

Su textura

El hojaldre se compone de muchas capas crujientes, por ese motivo, tiene ese nombre, porque tener muchas capas o “hojas”. Su textura es ligera y por eso se usa el vapor para que se eleve. Por otro lado, la masa danesa pesa más por el echo de contener levadura. Muchas recetas danesas se asemejan al pan, nada que ver con las recetas con hojaldre.

Origen

Los orígenes de ambas elaboraciones son diferentes. Por un lado, la masa danesa tiene su origen en 1840 en la capital de Dinamarca, Copenhage. Su origen fue obra de Albaek, un pastelero que la hacía para la casa real de aquel entonces. En cambio, el hojaldre proviene de Francia a principios del siglo XVII por un pintor que a su vez era pastelero. En la actualidad las recetas con hojaldre son las que predominan por encima de las recetas danesas.

¿Qué hacer si te falta papel encerado en tus recetas con hojaldre?

La gran mayoría de nuestras recetas con este elemento necesitaremos usar el horno para cocer lo que hayamos preparado y para conseguir que la base suba. Para ello, normalmente sobre la base de la bandeja del horno pondremos un papel especializado para la cocción.

Pero puede darse que en algunas ocasiones no tengamos papel encerado y en este caso tendremos que utilizar algunas alternativas que nos irán muy bien.

El Papel de aluminio

Si te quedas sin papel de encerado, la primera opción a usar es el papel de aluminio. También nos servirá para usarlo como base de la bandeja o incluso para envolver el hojaldre si se necesitara. Es el principal recambio en el caso que te encuentres sin papel de cocina.

El papel parafinado

Puede pasarte que cuando quieras hacer recetas con hojaldre te quedes sin papel encerado y no tengas papel de aluminio. Si este es tu caso, no te preocupes, puedes usar el papel parafinado. Sirve perfectamente aunque puede pegarse más que el papel de aluminio. Para evitar que se enganche puedes usar un poco de aceite y así evitamos este problema. Sobretodo no usarlo cuando utilizas el horno a temperaturas alrededor de los 400 grados porque a esa temperatura el papel parafinado se derretería.

Grasas y aerosol

Si por contra no quieres utilizar el papel de aluminio o el papel parafinado para tus recetas con hojaldre, tu solución será usar aceite vegetal, mantequilla o aerosol. Para ello deberás cubrir la bandeja, incluyendo los bordes, con estos elementos en el momento de la cocción. En su defecto también puedes hacer uso de harina para evitar se enganche a la superficie.